26 de febrero 2016

16456760887_4487a0a503_z
Lectura para hoy:

Profetas y Reyes p. 98, 99

Escúchalo aquí.

Israel había reconocido entonces a Dios como el que “fundó la tierra sobre sus basas.” Al expresar su fe había elevado este canto:
“Con el abismo, como con vestido, la cubriste; Sobre los montes estaban las aguas.
A tu reprensión huyeron;
Al sonido de tu trueno se apresuraron;
Subieron los montes, descendieron los valles, Al lugar que tú les fundaste.
Pusísteles término, el cual no traspasarán;
Ni volverán a cubrir la tierra.” Salmos 104:5-9.

Es el gran poder del ser Infinito el que mantiene dentro de sus límites los elementos de la naturaleza en la tierra, el mar y el cielo.

Y él usa estos elementos para dar felicidad a sus criaturas. Emplea liberalmente “su buen depósito, el cielo, para dar lluvia” a la “tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra” de las manos de los hombres. Deuteronomio 28:12.

“Tú eres el que envías las fuentes por los arroyos; Van entre los montes. Abrevan a todas las bestias del campo: Quebrantan su sed los asnos montaraces. Junto a aquéllos habitarán las aves de los cielos; Entre las ramas dan voces…

El que hace producir el heno para las bestias, Y la hierba para el servicio del hombre;
Sacando el pan de la tierra.
Y el vino que alegra el corazón del hombre,

Y el aceite que hace lucir el rostro,
Y el pan que sustenta el corazón del hombre…

“¡Cuán muchas son tus obras, oh Jehová! Hiciste todas ellas con sabiduría:
La tierra está llena de tus beneficios.
Asimismo esta gran mar y ancha de términos: En ella pescados sin número,
Animales pequeños y grandes… Todos ellos esperan en ti,
Para que les des su comida a su tiempo. Les das, recogen;
Abres tu mano, hártanse de bien.” Salmos 104:10-15, 24-28.

Israel había tenido abundantes ocasiones de regocijarse. La tierra a la cual el Señor le había llevado fluía leche y miel. Durante las peregrinaciones por el desierto, Dios le había asegurado que lo conducía a un país donde nunca necesitaría sufrir por falta de lluvia.

Esto era lo que le había dicho: “La tierra a la cual entras para poseerla, no es como la tierra de Egipto de donde habéis salido, donde sembrabas tu simiente, y regabas con tu pie, como huerto de hortaliza. La tierra a la cual pasáis para poseerla, es tierra de montes y de vegas; de la lluvia del cielo ha de beber las aguas; tierra de la cual Jehová tu Dios cuida: siempre están sobre ella los ojos de Jehová tu Dios, desde el principio del año hasta el fin de él.”

La promesa de una abundancia de lluvia les había sido dada a condición de que obedeciesen. El Señor había declarado: “Y será que, si obedeciereis cuidadosamente mis mandamientos que yo os prescribo hoy, amando a Jehová vuestro Dios, y sirviéndolo con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma, yo daré la lluvia de vuestra tierra en su tiempo, la temprana y la tardía; y cogerás tu grano, y tu vino, y tu aceite. Daré también hierba en tu campo para tus bestias; y comerás, y te hartarás.

“Guardaos, pues, que vuestro corazón no se infatúe, y os apartéis, y sirváis a dioses ajenos, y os inclinéis a ellos; y así se encienda el furor de Jehová sobre vosotros, y cierre los cielos, y no haya lluvia, ni la tierra dé su fruto, y perezcáis presto de la buena tierra que os da Jehová.” Deuteronomio 11:10-17.

Se había amonestado así a los israelitas:
“Y será, si no oyeres la voz de Jehová tu Dios, para cuidar de poner por obra todos sus mandamientos y sus estatutos, … tus cielos que están sobre tu cabeza, serán de metal; y la tierra que está debajo de ti, de hierro. Dará Jehová por lluvia a tu tierra polvo y ceniza: de los cielos descenderán sobre ti hasta que perezcas.” Deuteronomio 28:15, 23, 24.

Foto: bit.ly/1TCitPo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s