31 de diciembre 2015

15265568536_b3262a2865_z
Lectura para hoy:
1 de Crónicas 25, 26 y 27

Escúchalo aquí

1 de Crónicas 25 (RVR1960) – Distribución de músicos y cantores
Asimismo David y los jefes del ejército apartaron para el ministerio a los hijos de Asaf, de Hemán y de Jedutún, para que profetizasen con arpas, salterios y címbalos; y el número de ellos, hombres idóneos para la obra de su ministerio, fue:

De los hijos de Asaf: Zacur, José, Netanías y Asarela, hijos de Asaf, bajo la dirección de Asaf, el cual profetizaba bajo las órdenes del rey.

De los hijos de Jedutún: Gedalías, Zeri, Jesaías, Hasabías, Matatías y Simei; seis, bajo la dirección de su padre Jedutún, el cual profetizaba con arpa, para aclamar y alabar a Jehová.

De los hijos de Hemán: Buquías, Matanías, Uziel, Sebuel, Jeremot, Hananías, Hanani, Eliata, Gidalti, Romanti-ezer, Josbecasa, Maloti, Hotir y Mahaziot. Todos éstos fueron hijos de Hemán, vidente del rey en las cosas de Dios, para exaltar su poder; y Dios dio a Hemán catorce hijos y tres hijas. Y todos éstos estaban bajo la dirección de su padre en la música, en la casa de Jehová, con címbalos, salterios y arpas, para el ministerio del templo de Dios. Asaf, Jedutún y Hemán estaban por disposición del rey.

Y el número de ellos, con sus hermanos, instruidos en el canto para Jehová, todos los aptos, fue doscientos ochenta y ocho. Y echaron suertes para servir por turnos, entrando el pequeño con el grande, lo mismo el maestro que el discípulo.

La primera suerte salió por Asaf, para José; la segunda para Gedalías, quien con sus hermanos e hijos fueron doce; 10 la tercera para Zacur, con sus hijos y sus hermanos, doce; 11 la cuarta para Izri, con sus hijos y sus hermanos, doce; 12 la quinta para Netanías, con sus hijos y sus hermanos, doce; 13 la sexta para Buquías, con sus hijos y sus hermanos, doce;

14 la séptima para Jesarela, con sus hijos y sus hermanos, doce; 15 la octava para Jesahías, con sus hijos y sus hermanos, doce; 16 la novena para Matanías, con sus hijos y sus hermanos, doce; 17 la décima para Simei, con sus hijos y sus hermanos, doce; 18 la undécima para Azareel, con sus hijos y sus hermanos, doce; 19 la duodécima para Hasabías, con sus hijos y sus hermanos, doce; 20 la decimatercera para Subael, con sus hijos y sus hermanos, doce;

21 la decimacuarta para Matatías, con sus hijos y sus hermanos, doce; 22 la decimaquinta para Jeremot, con sus hijos y sus hermanos, doce; 23 la decimasexta para Hananías, con sus hijos y sus hermanos, doce; 24 la decimaséptima para Josbecasa, con sus hijos y sus hermanos, doce; 25 la decimaoctava para Hanani, con sus hijos y sus hermanos, doce; 26 la decimanovena para Maloti, con sus hijos y sus hermanos, doce;

27 la vigésima para Eliata, con sus hijos y sus hermanos, doce; 28 la vigesimaprimera para Hotir, con sus hijos y sus hermanos, doce; 29 la vigesimasegunda para Gidalti, con sus hijos y sus hermanos, doce; 30 la vigesimatercera para Mahaziot, con sus hijos y sus hermanos, doce; 31 la vigesimacuarta para Romanti-ezer, con sus hijos y sus hermanos, doce.

1 de Crónicas 26 (RVR1960) – Porteros y oficiales
También fueron distribuidos los porteros: de los coreítas, Meselemías hijo de Coré, de los hijos de Asaf. Los hijos de Meselemías: Zacarías el primogénito, Jediael el segundo, Zebadías el tercero, Jatniel el cuarto,  Elam el quinto, Johanán el sexto, Elioenai el séptimo.

Los hijos de Obed-edom: Semaías el primogénito, Jozabad el segundo, Joa el tercero, el cuarto Sacar, el quinto Natanael, el sexto Amiel, el séptimo Isacar, el octavo Peultai; porque Dios había bendecido a Obed-edom. También de Semaías su hijo nacieron hijos que fueron señores sobre la casa de sus padres; porque eran varones valerosos y esforzados.

Los hijos de Semaías: Otni, Rafael, Obed, Elzabad, y sus hermanos, hombres esforzados; asimismo Eliú y Samaquías. Todos éstos de los hijos de Obed-edom; ellos con sus hijos y sus hermanos, hombres robustos y fuertes para el servicio; sesenta y dos, de Obed-edom. Y los hijos de Meselemías y sus hermanos, dieciocho hombres valientes.

10 De Hosa, de los hijos de Merari: Simri el jefe (aunque no era el primogénito, mas su padre lo puso por jefe), 11 el segundo Hilcías, el tercero Tebalías, el cuarto Zacarías; todos los hijos de Hosa y sus hermanos fueron trece. 12 Entre éstos se hizo la distribución de los porteros, alternando los principales de los varones en la guardia con sus hermanos, para servir en la casa de Jehová.

13 Echaron suertes, el pequeño con el grande, según sus casas paternas, para cada puerta. 14 Y la suerte para la del oriente cayó a Selemías. Y metieron en las suertes a Zacarías su hijo, consejero entendido; y salió la suerte suya para la del norte. 15 Y para Obed-edom la puerta del sur, y a sus hijos la casa de provisiones del templo. 16 Para Supim y Hosa, la del occidente, la puerta de Salequet, en el camino de la subida, correspondiéndose guardia con guardia.

17 Al oriente seis levitas, al norte cuatro de día; al sur cuatro de día; y a la casa de provisiones de dos en dos. 18 En la cámara de los utensilios al occidente, cuatro al camino, y dos en la cámara. 19 Estas son las distribuciones de los porteros, hijos de los coreítas y de los hijos de Merari.

20 Y de los levitas, Ahías tenía cargo de los tesoros de la casa de Dios, y de los tesoros de las cosas santificadas. 21 Cuanto a los hijos de Laadán hijo de Gersón: de Laadán, los jefes de las casas paternas de Laadán gersonita fueron los jehielitas. 22 Los hijos de Jehieli, Zetam y Joel su hermano, tuvieron cargo de los tesoros de la casa de Jehová. 23 De entre los amramitas, de los izharitas, de los hebronitas y de los uzielitas, Sebuel hijo de Gersón, hijo de Moisés, era jefe sobre los tesoros.

25 En cuanto a su hermano Eliezer, hijo de éste era Rehabías, hijo de éste Jesaías, hijo de éste Joram, hijo de éste Zicri, del que fue hijo Selomit.  26 Este Selomit y sus hermanos tenían a su cargo todos los tesoros de todas las cosas santificadas que había consagrado el rey David, y los jefes de las casas paternas, los capitanes de millares y de centenas, y los jefes del ejército; 27 de lo que habían consagrado de las guerras y de los botines, para reparar la casa de Jehová.

28 Asimismo todas las cosas que había consagrado el vidente Samuel, y Saúl hijo de Cis, Abner hijo de Ner y Joab hijo de Sarvia, y todo lo que cualquiera consagraba, estaba a cargo de Selomit y de sus hermanos.

29 De los izharitas, Quenanías y sus hijos eran gobernadores y jueces sobre Israel en asuntos exteriores. 30 De los hebronitas, Hasabías y sus hermanos, hombres de vigor, mil setecientos, gobernaban a Israel al otro lado del Jordán, al occidente, en toda la obra de Jehová, y en el servicio del rey. 31 De los hebronitas, Jerías era el jefe de los hebronitas repartidos en sus linajes por sus familias. En el año cuarenta del reinado de David se registraron, y fueron hallados entre ellos hombres fuertes y vigorosos en Jazer de Galaad.

32 Y sus hermanos, hombres valientes, eran dos mil setecientos, jefes de familias, los cuales el rey David constituyó sobre los rubenitas, los gaditas y la media tribu de Manasés, para todas las cosas de Dios y los negocios del rey.

1 de Crónicas 27 (RVR1960) – Otros oficiales de David
Estos son los principales de los hijos de Israel, jefes de familias, jefes de millares y de centenas, y oficiales que servían al rey en todos los negocios de las divisiones que entraban y salían cada mes durante todo el año, siendo cada división de veinticuatro mil.

Sobre la primera división del primer mes estaba Jasobeam hijo de Zabdiel; y había en su división veinticuatro mil. De los hijos de Fares, él fue jefe de todos los capitanes de las compañías del primer mes. Sobre la división del segundo mes estaba Dodai ahohíta; y Miclot era jefe en su división, en la que también había veinticuatro mil.

El jefe de la tercera división para el tercer mes era Benaía, hijo del sumo sacerdote Joiada; y en su división había veinticuatro mil. Este Benaía era valiente entre los treinta y sobre los treinta; y en su división estaba Amisabad su hijo. El cuarto jefe para el cuarto mes era Asael hermano de Joab, y después de él Zebadías su hijo; y en su división había veinticuatro mil.

El quinto jefe para el quinto mes era Samhut izraíta; y en su división había veinticuatro mil. El sexto para el sexto mes era Ira hijo de Iques, de Tecoa; y en su división veinticuatro mil. 10 El séptimo para el séptimo mes era Heles pelonita, de los hijos de Efraín; y en su división veinticuatro mil. 11 El octavo para el octavo mes era Sibecai husatita, de los zeraítas; y en su división veinticuatro mil.

12 El noveno para el noveno mes era Abiezer anatotita, de los benjamitas; y en su división veinticuatro mil. 13 El décimo para el décimo mes era Maharai netofatita, de los zeraítas; y en su división veinticuatro mil. 14 El undécimo para el undécimo mes era Benaía piratonita, de los hijos de Efraín; y en su división veinticuatro mil. 15 El duodécimo para el duodécimo mes era Heldai netofatita, de Otoniel; y en su división veinticuatro mil. 16 Asimismo sobre las tribus de Israel: el jefe de los rubenitas era Eliezer hijo de Zicri; de los simeonitas, Sefatías, hijo de Maaca.

17 De los levitas, Hasabías hijo de Kemuel; de los de Aarón, Sadoc. 18 De Judá, Eliú, uno de los hermanos de David; de los de Isacar, Omri hijo de Micael. 19 De los de Zabulón, Ismaías hijo de Abdías; de los de Neftalí, Jerimot hijo de Azriel. 20 De los hijos de Efraín, Oseas hijo de Azazías; de la media tribu de Manasés, Joel hijo de Pedaías.

21 De la otra media tribu de Manasés, en Galaad, Iddo hijo de Zacarías; de los de Benjamín, Jaasiel hijo de Abner. 22 Y de Dan, Azareel hijo de Jeroham. Estos fueron los jefes de las tribus de Israel. 23 Y no tomó David el número de los que eran de veinte años abajo, por cuanto Jehová había dicho que él multiplicaría a Israel como las estrellas del cielo.

24 Joab hijo de Sarvia había comenzado a contar; pero no acabó, pues por esto vino el castigo sobre Israel, y así el número no fue puesto en el registro de las crónicas del rey David. 25 Azmavet hijo de Adiel tenía a su cargo los tesoros del rey; y Jonatán hijo de Uzías los tesoros de los campos, de las ciudades, de las aldeas y de las torres.

26 Y de los que trabajaban en la labranza de las tierras, Ezri hijo de Quelub.  27 De las viñas, Simei ramatita; y del fruto de las viñas para las bodegas, Zabdi sifmita. 28 De los olivares e higuerales de la Sefela, Baal-hanán gederita; y de los almacenes del aceite, Joás. 29 Del ganado que pastaba en Sarón, Sitrai saronita; y del ganado que estaba en los valles, Safat hijo de Adlai. 30 De los camellos, Obil ismaelita; de las asnas, Jehedías meronotita; 31 y de las ovejas, Jaziz agareno. Todos estos eran administradores de la hacienda del rey David.

32 Y Jonatán tío de David era consejero, varón prudente y escriba; y Jehiel hijo de Hacmoni estaba con los hijos del rey. 33 También Ahitofel era consejero del rey, y Husai arquita amigo del rey. 34 Después de Ahitofel estaba Joiada hijo de Benaía, y Abiatar. Y Joab era el general del ejército del rey.

Foto: http://bit.ly/1IB7fIh


Anuncios

30 de diciembre 2015

127502681_e967f10cfe_z
Lectura para hoy:
1 de Crónicas 23, 24

Escúchalo aquí

1 de Crónicas 23 (NTV) – Responsabilidades de los levitas
Cuando David ya era muy anciano designó a su hijo Salomón rey de Israel. David convocó a todos los líderes de Israel, junto con los sacerdotes y los levitas. Contaron a todos los levitas de treinta años o más y el total sumó treinta y ocho mil. Entonces David dijo: «De entre los levitas, veinticuatro mil supervisarán el trabajo en el templo del Señor. Otros seis mil servirán como funcionarios y jueces. Otros cuatro mil trabajarán como porteros, y cuatro mil alabarán al Señor con los instrumentos musicales que yo hice».

Después David dividió a los levitas en grupos, nombrados por los clanes que descendían de los tres hijos de Leví: Gersón, Coat y Merari.

Los gersonitas
Los núcleos familiares de los gersonitas se identificaron por la línea de descendencia de Libni y Simei, los hijos de Gersón. Tres de los descendientes de Libni fueron Jehiel (el jefe de familia), Zetam y Joel. Estos fueron los jefes de familia de Libni.

Tres de los descendientes de Simei fueron Selomit, Haziel y Harán. 10 Otros cuatro descendientes de Simei fueron Jahat, Ziza, Jeús y Bería. 11 Jahat fue el jefe de familia, y Ziza le seguía. Contaron a Jeús y a Bería como una sola familia porque no tuvieron muchos hijos.

Los coatitas
12 Cuatro de los descendientes de Coat fueron Amram, Izhar, Hebrón y Uziel. 13 Los hijos de Amram fueron Aarón y Moisés. Aarón y sus descendientes fueron apartados para dedicar lo que es sumamente santo, ofrecer sacrificios en la presencia del Señor, servir al Señor y pronunciar bendiciones en su nombre para siempre.

14 En cuanto a los hijos de Moisés, hombre de Dios, se les incluyó en la tribu de Leví. 15 Los hijos de Moisés fueron Gersón y Eliezer. 16 Entre los descendientes de Gersón estaba Sebuel, el jefe de familia. 17 Eliezer solamente tuvo un hijo, Rehabías, el jefe de familia. Rehabías tuvo muchos descendientes.

18 Entre los descendientes de Izhar estaba Selomit, el jefe de familia.  19 Entre los descendientes de Hebrón estaban Jerías (el jefe de familia), Amarías (el segundo), Jahaziel (el tercero) y Jecamán (el cuarto). 20 Entre los descendientes de Uziel estaban Micaía (el jefe de familia) e Isías (el segundo).

Los meraritas
21 Entre los descendientes de Merari estaban Mahli y Musi. Los hijos de Mahli fueron Eleazar y Cis. 22 Eleazar murió sin tener hijos, solamente tuvo hijas. Sus hijas se casaron con sus primos, los hijos de Cis. 23 Tres de los descendientes de Musi fueron Mahli, Eder y Jerimot.

24 Estos fueron los descendientes de Leví por clanes, los jefes de los grupos de familia, registrados cuidadosamente por nombre. Cada uno debía tener veinte años o más para tener el derecho de servir en la casa del Señor. 25 Pues David dijo: «El Señor, Dios de Israel, nos ha dado paz, y él vivirá siempre en Jerusalén. 26 Ahora los levitas no tendrán que transportar el tabernáculo y su mobiliario de un lugar a otro». 27 De acuerdo con las últimas instrucciones de David, todos los levitas de veinte años o más fueron registrados para servir.

28 El trabajo de los levitas consistía en ayudar a los sacerdotes, los descendientes de Aarón, mientras servían en la casa del Señor. También se ocupaban de cuidar los atrios y los cuartos laterales, ayudaban en las ceremonias de purificación y servían de muchas otras maneras en la casa de Dios. 29 Estaban a cargo del pan sagrado que se colocaba sobre la mesa, de la harina selecta para las ofrendas de grano, de las obleas preparadas sin levadura, de los panes cocidos en aceite de oliva y de los demás panes. También eran responsables de verificar todas las pesas y medidas.

30 Además, cada mañana y cada tarde se presentaban delante del Señor para entonarle canciones de agradecimiento y alabanza. 31 Ayudaban con las ofrendas quemadas que se presentaban al Señor cada día de descanso, en las celebraciones de luna nueva y en los demás festivales establecidos. Un número requerido de levitas servía en la presencia del Señor siempre, siguiendo los procedimientos que se les había indicado.

32 Por lo tanto, bajo la supervisión de los sacerdotes, los levitas vigilaban el tabernáculo y el templo, y llevaban a cabo con fidelidad sus responsabilidades de servicio en la casa del Señor.

1 de Crónicas 24 (NTV) – Responsabilidades de los sacerdotes
Los descendientes de Aarón, los sacerdotes, fueron organizados en grupos para el servicio. Los hijos de Aarón fueron Nadab, Abiú, Eleazar e Itamar; pero Nadab y Abiú murieron antes que su padre y no tuvieron hijos. De modo que solo Eleazar e Itamar quedaron para seguir adelante con el sacerdocio.

Con ayuda de Sadoc, quien era un descendiente de Eleazar, y de Ahimelec, quien era un descendiente de Itamar, David dividió a los descendientes de Aarón en grupos, de acuerdo a sus diferentes responsabilidades. Los descendientes de Eleazar se dividieron en dieciséis grupos y los de Itamar en ocho porque había más jefes de familia entre los descendientes de Eleazar.

Todas las tareas se asignaban a los diversos grupos mediante un sorteo sagrado, para no mostrar ninguna preferencia, ya que había muchos funcionarios capacitados que servían a Dios en el santuario entre los descendientes de Eleazar y los de Itamar. Semaías, hijo de Natanael, un levita, actuó como secretario y anotó los nombres y las responsabilidades en la presencia del rey, de los oficiales, del sacerdote Sadoc, de Ahimelec —hijo de Abiatar—, y de los jefes de familia de los sacerdotes y de los levitas. Los descendientes de Eleazar y de Itamar se turnaban para echar suertes.

La primera suerte le tocó a Joiarib; la segunda, a Jedaías; la tercera, a Harim; la cuarta, a Seorim; la quinta, a Malquías; la sexta, a Mijamín;  10 la séptima, a Cos; la octava, a Abías; 11 la novena, a Jesúa; la décima, a Secanías; 12 la undécima, a Eliasib; la duodécima, a Jaquim; 13 la decimotercera, a Hupa;  la decimocuarta, a Jesebeab; 14 la decimoquinta, a Bilga; la decimosexta, a Imer; 15 la decimoséptima, a Hezir; la decimoctava, a Afisés; 16 la decimonovena, a Petaías; la vigésima, a Hezequiel; 17 la vigésima primera, a Jaquín; la vigésima segunda, a Gamul; 18 la vigésima tercera, a Delaía; la vigésima cuarta, a Maazías.

19 En la casa del Señor cada grupo cumplía con las responsabilidades asignadas, de acuerdo con los procedimientos establecidos por su antepasado Aarón en obediencia a los mandatos del Señor, Dios de Israel.

Jefes de familia entre los levitas
20 Estos fueron los otros jefes de familias descendientes de Leví: De los descendientes de Amram el jefe fue Sebuel. De los descendientes de Sebuel el jefe fue Jehedías. 21 De los descendientes de Rehabías el jefe fue Isías. 22 De los descendientes de Izhar el jefe fue Selomit. De los descendientes de Selomit el jefe fue Jahat.

23 De los descendientes de Hebrón, Jerías fue el jefe; Amarías fue el segundo; Jahaziel, el tercero y Jecamán, el cuarto. 24 De los descendientes de Uziel el jefe fue Micaía. De los descendientes de Micaía el jefe fue Samir, 25 junto con Isías, el hermano de Micaía. De los descendientes de Isías el jefe fue Zacarías.

26 De los descendientes de Merari los jefes fueron Mahli y Musi. De los descendientes de Jaazías el jefe fue Beno. 27 De los descendientes de Merari, por Jaazías, los líderes fueron Beno, Soham, Zacur e Ibri. 28 De los descendientes de Mahli el jefe fue Eleazar, aunque no tuvo hijos. 29 De los descendientes de Cis, el jefe fue Jerameel. 30 De los descendientes de Musi, los jefes fueron Mahli, Eder y Jerimot.

Esos fueron los descendientes de Leví según sus diversas familias. 31 Al igual que a los descendientes de Aarón, se les asignaron responsabilidades por medio de sorteo sagrado sin tomar en cuenta la edad o el nivel. Se echaron las suertes en la presencia del rey David, de Sadoc, de Ahimelec y de los jefes de familia de los sacerdotes y de los levitas.

Foto: http://bit.ly/1TnJhRc


 

29 de diciembre 2015

7771545438_6d54f3bef9_z
Lectura para hoy:
1 de Crónicas 8 y 9

Escúchalo aquí

1 de Crónicas 8 (RVR1960) – Descendientes de Benjamín
Benjamín engendró a Bela su primogénito, Asbel el segundo, Ahara el tercero, Noha el cuarto, y Rafa el quinto. Y los hijos de Bela fueron Adar, Gera, Abiud, Abisúa, Naamán, Ahoa, Gera, Sefufán e Hiram.

Y estos son los hijos de Aod, estos los jefes de casas paternas que habitaron en Geba y fueron transportados a Manahat: Naamán, Ahías y Gera; éste los transportó, y engendró a Uza y a Ahiud. Y Saharaim engendró hijos en la provincia de Moab, después que dejó a Husim y a Baara que eran sus mujeres.

Engendró, pues, de Hodes su mujer a Jobab, Sibia, Mesa, Malcam,  10 Jeúz, Saquías y Mirma. Estos son sus hijos, jefes de familias. 11 Mas de Husim engendró a Abitob y a Elpaal. 12 Y los hijos de Elpaal: Heber, Misam y Semed (el cual edificó Ono, y Lod con sus aldeas), 13 Bería también, y Sema, que fueron jefes de las familias de los moradores de Ajalón, los cuales echaron a los moradores de Gat.

14 Y Ahío, Sasac, Jeremot, 15 Zebadías, Arad, Ader, Micael, Ispa y Joha, hijos de Bería. 17 Y Zebadías, Mesulam, Hizqui, Heber, 18 Ismerai, Jezlías y Jobab, hijos de Elpaal. 19 Y Jaquim, Zicri, Zabdi, 20 Elienai, Ziletai, Eliel,  21 Adaías, Beraías y Simrat, hijos de Simei. 22 E Ispán, Heber, Eliel,  23 Abdón, Zicri, Hanán, 24 Hananías, Elam, Anatotías, 25 Ifdaías y Peniel, hijos de Sasac. 26 Y Samserai, Seharías, Atalías, 27 Jaresías, Elías y Zicri, hijos de Jeroham.

28 Estos fueron jefes principales de familias por sus linajes, y habitaron en Jerusalén. 29 Y en Gabaón habitaron Abigabaón, la mujer del cual se llamó Maaca, 30 y su hijo primogénito Abdón, y Zur, Cis, Baal, Nadab, 31 Gedor, Ahío y Zequer. 32 Y Miclot engendró a Simea. Estos también habitaron con sus hermanos en Jerusalén, enfrente de ellos.

33 Ner engendró a Cis, Cis engendró a Saúl, y Saúl engendró a Jonatán, Malquisúa, Abinadab y Es-baal. 34 Hijo de Jonatán fue Merib-baal, y Merib-baal engendró a Micaía.  35 Los hijos de Micaía: Pitón, Melec, Tarea y Acaz. 36 Acaz engendró a Joada, Joada engendró a Alemet, Azmavet y Zimri, y Zimri engendró a Mosa. 37 Mosa engendró a Bina, hijo del cual fue Rafa, hijo del cual fue Elasa, cuyo hijo fue Azel.

38 Los hijos de Azel fueron seis, cuyos nombres son Azricam, Bocru, Ismael, Searías, Obadías y Hanán; todos éstos fueron hijos de Azel. 39 Y los hijos de Esec su hermano: Ulam su primogénito, Jehús el segundo, Elifelet el tercero. 40 Y fueron los hijos de Ulam hombres valientes y vigorosos, flecheros diestros, los cuales tuvieron muchos hijos y nietos, ciento cincuenta. Todos éstos fueron de los hijos de Benjamín.

1 de Crónicas 9 (RVR1960) – Los que regresaron de Babilonia
Contado todo Israel por sus genealogías, fueron escritos en el libro de los reyes de Israel. Y los de Judá fueron transportados a Babilonia por su rebelión.

Los primeros moradores que entraron en sus posesiones en las ciudades fueron israelitas, sacerdotes, levitas y sirvientes del templo. Habitaron en Jerusalén, de los hijos de Judá, de los hijos de Benjamín, de los hijos de Efraín y Manasés: Utai hijo de Amiud, hijo de Omri, hijo de Imri, hijo de Bani, de los hijos de Fares hijo de Judá.

Y de los silonitas, Asaías el primogénito, y sus hijos. De los hijos de Zera, Jeuel y sus hermanos, seiscientos noventa. Y de los hijos de Benjamín: Salú hijo de Mesulam, hijo de Hodavías, hijo de Asenúa,  Ibneías hijo de Jeroham, Ela hijo de Uzi, hijo de Micri, y Mesulam hijo de Sefatías, hijo de Reuel, hijo de Ibnías.

Y sus hermanos por sus linajes fueron novecientos cincuenta y seis. Todos estos hombres fueron jefes de familia en sus casas paternas.

10 De los sacerdotes: Jedaías, Joiarib, Jaquín, 11 Azarías hijo de Hilcías, hijo de Mesulam, hijo de Sadoc, hijo de Meraiot, hijo de Ahitob, príncipe de la casa de Dios; 12 Adaía hijo de Jeroham, hijo de Pasur, hijo de Malquías; Masai hijo de Adiel, hijo de Jazera, hijo de Mesulam, hijo de Mesilemit, hijo de Imer, 13 y sus hermanos, jefes de sus casas paternas, en número de mil setecientos sesenta, hombres muy eficaces en la obra del ministerio en la casa de Dios.

14 De los levitas: Semaías hijo de Hasub, hijo de Azricam, hijo de Hasabías, de los hijos de Merari, 15 Bacbacar, Heres, Galal, Matanías hijo de Micaía, hijo de Zicri, hijo de Asaf; 16 Obadías hijo de Semaías, hijo de Galal, hijo de Jedutún; y Berequías hijo de Asa, hijo de Elcana, el cual habitó en las aldeas de los netofatitas.

17 Y los porteros: Salum, Acub, Talmón, Ahimán y sus hermanos. Salum era el jefe. 18 Hasta ahora entre las cuadrillas de los hijos de Leví han sido estos los porteros en la puerta del rey que está al oriente. 19 Salum hijo de Coré, hijo de Ebiasaf, hijo de Coré, y sus hermanos los coreítas por la casa de su padre, tuvieron a su cargo la obra del ministerio, guardando las puertas del tabernáculo, como sus padres guardaron la entrada del campamento de Jehová. 20 Y Finees hijo de Eleazar fue antes capitán sobre ellos; y Jehová estaba con él.

21 Zacarías hijo de Meselemías era portero de la puerta del tabernáculo de reunión. 22 Todos éstos, escogidos para guardas en las puertas, eran doscientos doce cuando fueron contados por el orden de sus linajes en sus villas, a los cuales constituyó en su oficio David y Samuel el vidente. 23 Así ellos y sus hijos eran porteros por sus turnos a las puertas de la casa de Jehová, y de la casa del tabernáculo.

24 Y estaban los porteros a los cuatro lados; al oriente, al occidente, al norte y al sur. 25 Y sus hermanos que estaban en sus aldeas, venían cada siete días según su turno para estar con ellos. 26 Porque cuatro principales de los porteros levitas estaban en el oficio, y tenían a su cargo las cámaras y los tesoros de la casa de Dios. 27 Estos moraban alrededor de la casa de Dios, porque tenían el cargo de guardarla, y de abrirla todas las mañanas.

28 Algunos de éstos tenían a su cargo los utensilios para el ministerio, los cuales se metían por cuenta, y por cuenta se sacaban. 29 Y otros de ellos tenían el cargo de la vajilla, y de todos los utensilios del santuario, de la harina, del vino, del aceite, del incienso y de las especias. 30 Y algunos de los hijos de los sacerdotes hacían los perfumes aromáticos.

31 Matatías, uno de los levitas, primogénito de Salum coreíta, tenía a su cargo las cosas que se hacían en sartén. 32 Y algunos de los hijos de Coat, y de sus hermanos, tenían a su cargo los panes de la proposición, los cuales ponían por orden cada día de reposo. 33 También había cantores, jefes de familias de los levitas, los cuales moraban en las cámaras del templo, exentos de otros servicios, porque de día y de noche estaban en aquella obra. 34 Estos eran jefes de familias de los levitas por sus linajes, jefes que habitaban en Jerusalén.

Genealogía de Saúl
35 En Gabaón habitaba Jehiel padre de Gabaón, el nombre de cuya mujer era Maaca; 36 y su hijo primogénito Abdón, luego Zur, Cis, Baal, Ner, Nadab, 37 Gedor, Ahío, Zacarías y Miclot; 38 y Miclot engendró a Simeam. Estos habitaban también en Jerusalén con sus hermanos enfrente de ellos.

39 Ner engendró a Cis, Cis engendró a Saúl, y Saúl engendró a Jonatán, Malquisúa, Abinadab y Es-baal. 40 Hijo de Jonatán fue Merib-baal, y Merib-baal engendró a Micaía. 41 Y los hijos de Micaía: Pitón, Melec, Tarea y Acaz.  42 Acaz engendró a Jara, Jara engendró a Alemet, Azmavet y Zimri, y Zimri engendró a Mosa, 43 y Mosa engendró a Bina, cuyo hijo fue Refaías, del que fue hijo Elasa, cuyo hijo fue Azel. 44 Y Azel tuvo seis hijos, los nombres de los cuales son: Azricam, Bocru, Ismael, Searías, Obadías y Hanán. Estos fueron los hijos de Azel.

Foto: http://bit.ly/1IxFXCJ

 

28 de diciembre 2015

6157802347_42e03699fd_z
Lectura para hoy:
1 de Crónicas 6 y 7

Escúchalo aquí

1 de Crónicas 6 (NTV) – La línea sacerdotal
1 Los hijos de Leví fueron Gersón, Coat y Merari. Entre los descendientes de Coat se encontraban Amram, Izhar, Hebrón y Uziel. Los hijos de Amram fueron Aarón, Moisés y Miriam. Los hijos de Aarón fueron Nadab, Abiú, Eleazar e Itamar.

Eleazar fue el padre de Finees. Finees fue el padre de Abisúa. Abisúa fue el padre de Buqui. Buqui fue el padre de Uzi. Uzi fue el padre de Zeraías.
Zeraías fue el padre de Meraiot. 
Meraiot fue el padre de Amarías.
Amarías fue el padre de Ahitob.

Ahitob fue el padre de Sadoc. Sadoc fue el padre de Ahimaas. Ahimaas fue el padre de Azarías. Azarías fue el padre de Johanán. 10  Johanán fue el padre de Azarías, el sumo sacerdote del templo que Salomón construyó en Jerusalén.

11 Azarías fue el padre de Amarías. Amarías fue el padre de Ahitob. 12  Ahitob fue el padre de Sadoc. Sadoc fue el padre de Salum. 13 Salum fue el padre de Hilcías. Hilcías fue el padre de Azarías. 14  Azarías fue el padre de Seraías. Seraías fue el padre de Jehosadac, 15 quien fue desterrado cuando el Señor mandó a los habitantes de Judá y de Jerusalén al cautiverio bajo Nabucodonosor.

Los clanes de los levitas
16 Los hijos de Leví fueron Gersón, Coat y Merari. 17 Entre los descendientes de Gersón estaban Libni y Simei. 18 Entre los descendientes de Coat estaban Amram, Izhar, Hebrón y Uziel. 19 Entre los descendientes de Merari estaban Mahli y Musi.

Los siguientes fueron los clanes de los levitas, agrupados de acuerdo a su familia patriarcal: 20 Entre los descendientes de Gersón estaban Libni, Jahat, Zima, 21 Joa, Iddo, Zera y Jeatrai. 22 Entre los descendientes de Coat estaban Aminadab, Coré, Asir, 23 Elcana, Abiasaf, Asir, 24 Tahat, Uriel, Uzías y Saúl.

25 Entre los descendientes de Elcana estaban Amasai, Ahimot, 26 Elcana, Zofai, Nahat,27 Eliab, Jeroham, Elcana y Samuel. 28 Los hijos de Samuel fueron Joel (el mayor) y Abías (el segundo). 29 Entre los descendientes de Merari estaban Mahli, Libni, Simei, Uza, 30 Simea, Haguía y Asaías.

Los músicos del templo
31 David nombró a los siguientes hombres para dirigir la música en la casa del Señor después de que el arca fue colocada allí. 32 Ellos se encargaron de la música en el tabernáculo hasta que Salomón construyó el templo del Señor en Jerusalén. Llevaron a cabo su labor siguiendo todas las ordenanzas que les transmitieron. 33 Estos son los hombres que sirvieron junto con sus hijos:

El músico Hemán pertenecía al clan de Coat. Su genealogía fue seguida a través de Joel, Samuel, 34 Elcana, Jeroham, Eliel, Toa, 35 Zuf, Elcana, Mahat, Amasai, 36 Elcana, Joel, Azarías, Sofonías, 37 Tahat, Asir, Abiasaf, Coré, 38 Izhar, Coat, Leví y hasta Israel.

39 El primer ayudante de Hemán fue Asaf, del clan de Gersón. La genealogía de Asaf fue seguida a través de Berequías, Simea, 40 Micael, Baasías, Malquías, 41 Etni, Zera, Adaía,42 Etán, Zima, Simei, 43 Jahat, Gersón y Leví.

44 El segundo ayudante de Hemán fue Etán, quien pertenecía al clan de Merari. La genealogía de Etán fue seguida a través de Quisi, Abdi, Maluc, 45 Hasabías, Amasías, Hilcías, 46 Amsi, Bani, Semer, 47 Mahli, Musi, Merari y Leví.

48 Sus hermanos levitas fueron asignados a otras tareas en el tabernáculo, la casa de Dios.

Los descendientes de Aarón
49 Solamente Aarón y sus descendientes servían como sacerdotes. Presentaban las ofrendas en el altar de las ofrendas quemadas y en el altar del incienso, y llevaban a cabo todas las demás tareas relacionadas con el Lugar Santísimo. Hacían expiación por Israel al hacer todo lo que Moisés, el siervo de Dios, les había ordenado.

50 Los descendientes de Aarón fueron Eleazar, Finees, Abisúa, 51 Buqui, Uzi, Zeraías,52 Meraiot, Amarías, Ahitob, 53 Sadoc y Ahimaas.

Territorio para los levitas
54 Este es un registro de las ciudades y del territorio asignados, por sorteo sagrado, a los descendientes de Aarón que pertenecían al clan de Coat. 55 Este territorio en Judá incluía Hebrón y los pastizales que lo rodeaban, 56 pero Caleb, hijo de Jefone, recibió los campos y las zonas circundantes que pertenecían a la ciudad.

57 Así que a los descendientes de Aarón les entregaron las siguientes ciudades, cada una con sus pastizales: Hebrón (una ciudad de refugio),  Libna, Jatir, Estemoa, 58 Holón, Debir, 59 Aín, Juta y Bet-semes.  60 Además, del territorio de Benjamín, recibieron Gabaón, Geba, Alemet y Anatot, cada una con sus pastizales.

De modo que se les entregaron trece ciudades a los descendientes de Aarón. 61 Los demás descendientes de Coat recibieron por sorteo sagrado diez ciudades del territorio de la media tribu de Manasés.

62 Los descendientes de Gersón recibieron por sorteo sagrado trece ciudades de los territorios de Isacar, Aser, Neftalí y de la región de Basán al oriente del Jordán, que pertenece a Manasés. 63 Los descendientes de Merari recibieron por sorteo sagrado doce ciudades de los territorios de Rubén, Gad y Zabulón.

64 Así que el pueblo de Israel asignó todas estas ciudades y pastizales a los levitas. 65 Las ciudades en los territorios de Judá, Simeón y Benjamín, mencionadas anteriormente, se les asignaron por sorteo sagrado.

66 A los descendientes de Coat les entregaron las siguientes ciudades del territorio de Efraín, cada una con sus pastizales: 67 Siquem (una ciudad de refugio en la zona montañosa de Efraín), Gezer, 68 Jocmeam, Bet-horón, 69 Ajalón y Gat-rimón. 70 Los demás descendientes de Coat recibieron las ciudades de Aner y Bileam del territorio de la media tribu de Manasés, cada una con sus pastizales.

71 Los descendientes de Gersón recibieron las siguientes ciudades del territorio de la media tribu de Manasés: Golán (en Basán) y Astarot, cada una con sus pastizales. 72 Del territorio de Isacar recibieron Cedes, Daberat, 73 Ramot y Anem, cada una con sus pastizales. 74 Del territorio de Aser recibieron Masal, Abdón, 75 Hucoc y Rehob, cada una con sus pastizales. 76 Del territorio de Neftalí recibieron Cedes en Galilea, Hamón y Quiriataim, cada una con sus pastizales.

77 Los demás descendientes de Merari recibieron las siguientes ciudades del territorio de Zabulón: Jocneam, Carta, Rimón y Tabor, cada una con sus pastizales. 78 Del territorio de Rubén, al oriente del río Jordán frente a Jericó, recibieron Beser (una ciudad del desierto), Jahaza, 79 Cademot y Mefaat, cada una con sus pastizales. 80 Además, del territorio de Gad recibieron Ramot de Galaad, Mahanaim, 81 Hesbón y Jazer, cada una con sus pastizales.

1 de Crónicas 7 (NTV) – Descendientes de Isacar
Los cuatro hijos de Isacar fueron Tola, Púa, Jasub y Simrón. Los hijos de Tola fueron Uzi, Refaías, Jeriel, Jahmai, Jibsam y Semuel. Cada uno de ellos era el jefe de un clan patriarcal. En el tiempo del rey David el número total de guerreros poderosos anotados en el registro de estos clanes era veintidós mil seiscientos.

Israhías fue hijo de Uzi. Los hijos de Israhías fueron Micael, Obadías, Joel e Isías. Estos cinco llegaron a ser jefes de clanes. Todos ellos tuvieron muchas esposas y muchos hijos, de manera que el total de hombres disponibles para el servicio militar entre sus descendientes era treinta y seis mil. El número total de guerreros poderosos entre todos los clanes de la tribu de Isacar era ochenta y siete mil. Todos ellos aparecen en sus registros genealógicos.

Descendientes de Benjamín
Tres de los hijos de Benjamín fueron Bela, Bequer y Jediael. Los cinco hijos de Bela fueron Ezbón, Uzi, Uziel, Jerimot e Iri. Cada uno de ellos fue jefe de un clan patriarcal. El número total de guerreros poderosos de estos clanes era veintidós mil treinta y cuatro, tal como aparecen en sus registros genealógicos.

Los hijos de Bequer fueron Zemira, Joás, Eliezer, Elioenai, Omri, Jerimot, Abías, Anatot y Alamet. Cada uno de ellos era jefe de un clan patriarcal. El número total de guerreros poderosos y jefes de estos clanes era veinte mil doscientos, tal como aparecen en sus registros genealógicos.

10 Bilhán fue hijo de Jediael. Los hijos de Bilhán fueron Jeús, Benjamín, Aod, Quenaana, Zetán, Tarsis y Ahisahar. 11 Cada uno de ellos fue jefe de un clan patriarcal. De estos clanes el número total de guerreros poderosos listos para la guerra era diecisiete mil doscientos. 12 Los hijos de Hir fueron Supim y Hupim. Husim fue hijo de Aher.

Descendientes de Neftalí
13 Los hijos de Neftalí fueron Jahzeel, Guni, Jezer y Silem. Todos eran descendientes de Bilha, la concubina de Jacob.

Descendientes de Manasés
14 Entre los descendientes de Manasés, nacidos de su concubina aramea, se encontraba Asriel. Ella también dio a luz a Maquir, el padre de Galaad. 15 Maquir encontró esposas para Hupim y Supim. Maquir tenía una hermana llamada Maaca. Uno de los descendientes de Maquir fue Zelofehad, quien solamente tuvo hijas.

16 La esposa de Maquir, Maaca, dio a luz un hijo al que llamó Peres. El nombre de su hermano era Seres. Los hijos de Peres fueron Ulam y Requem. 17 El hijo de Ulam fue Bedán. Todos estos fueron considerados galaaditas, descendientes de Maquir, hijo de Manasés. 18 Hamolequet, hermana de Maquir, dio a luz a Isod, Abiezer y Mahala. 19 Los hijos de Semida fueron Ahián, Siquem, Likhi y Aniam.

Descendientes de Efraín
20 Los descendientes de Efraín fueron Sutela, Bered, Tahat, Elada, Tahat, 21 Zabad, Sutela, Ezer y Elad. A Ezer y a Elad los mataron cuando intentaban robar ganado que pertenecía a los granjeros locales, cerca de Gat. 22 Su padre, Efraín, hizo duelo por ellos durante mucho tiempo, y sus parientes fueron a consolarlo.

23 Después Efraín se acostó con su esposa, y ella quedó embarazada y dio a luz un hijo. Efraín lo llamó Bería, debido a la desgracia que había sufrido su familia. 24 Tuvo una hija llamada Sera. Ella construyó las ciudades de Bet-horón de abajo, Bet-horón de arriba y Uzen-seera.

25 Entre los descendientes de Efraín estaban Refa, Resef, Telah, Tahán, 26 Laadán, Amiud, Elisama, 27 Nun y Josué. 28 Los descendientes de Efraín vivieron en el territorio que incluía a Betel y a las ciudades vecinas hacia el sur, Naarán al oriente, Gezer y sus aldeas al occidente, y Siquem y las aldeas vecinas hacia el norte hasta llegar a Aya y sus ciudades. 29 A lo largo de la frontera de Manasés se encontraban las ciudades de Bet-sán,  Taanac, Meguido y Dor, junto con sus aldeas vecinas. Los descendientes de José, hijo de Israel, vivieron en estas ciudades.

Descendientes de Aser
30 Los hijos de Aser fueron Imna, Isúa, Isúi y Bería. Tuvieron una hermana llamada Sera. 31 Los hijos de Bería fueron Heber y Malquiel (el padre de Birzavit). 32 Los hijos de Heber fueron Jaflet, Somer y Hotam. Tuvieron una hermana llamada Súa. 33 Los hijos de Jaflet fueron Pasac, Bimhal y Asvat.

34 Los hijos de Somer fueron Ahí, Rohga, Jehúba y Aram. 35 Los hijos de su hermano Helem fueron Zofa, Imna, Seles y Amal. 36 Los hijos de Zofa fueron Súa, Harnefer, Súal, Beri, Imra, 37 Beser, Hod, Sama, Silsa, Itrán y Beera. 38 Los hijos de Jeter fueron Jefone, Pispa y Ara. 39 Los hijos de Ula fueron Ara, Haniel y Rezia.

40 Cada uno de estos descendientes de Aser fue cabeza de un clan patriarcal. Eran todos hombres selectos, guerreros poderosos y líderes destacados. El número total de hombres disponibles para el servicio militar era veintiséis mil, tal como aparecen en sus registros genealógicos.

Foto: http://bit.ly/1OnFJdt

 

27 de diciembre 2015

7980296206_5ec0a3f2b5_z
Lectura para hoy:
1 de Crónicas 4 y 5

Escúchalo aquí 

1 de Crónicas 4  (RVR1960) – Descendientes de Judá
Los hijos de Judá: Fares, Hezrón, Carmi, Hur y Sobal. Reaía hijo de Sobal engendró a Jahat, y Jahat engendró a Ahumai y a Lahad. Estas son las familias de los zoratitas. Y estas son las del padre de Etam: Jezreel, Isma e Ibdas. Y el nombre de su hermana fue Haze-lelponi. Penuel fue padre de Gedor, y Ezer padre de Husa. Estos fueron los hijos de Hur primogénito de Efrata, padre de Belén.

Asur padre de Tecoa tuvo dos mujeres, Hela y Naara. Y Naara dio a luz a Ahuzam, Hefer, Temeni y Ahastari. Estos fueron los hijos de Naara. Los hijos de Hela: Zeret, Jezoar y Etnán. Cos engendró a Anub, a Zobeba, y la familia de Aharhel hijo de Harum. Y Jabes fue más ilustre que sus hermanos, al cual su madre llamó Jabes, diciendo: Por cuanto lo di a luz en dolor.

10 E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió.

11 Quelub hermano de Súa engendró a Mehir, el cual fue padre de Estón. 12 Y Estón engendró a Bet-rafa, a Paseah, y a Tehina padre de la ciudad de Nahas; éstos son los varones de Reca. 13 Los hijos de Cenaz: Otoniel y Seraías. Los hijos de Otoniel: Hatat, 14 y Meonotai, el cual engendró a Ofra. Y Seraías engendró a Joab, padre de los habitantes del valle de Carisim, porque fueron artífices.

15 Los hijos de Caleb hijo de Jefone: Iru, Ela y Naam; e hijo de Ela fue Cenaz. 16 Los hijos de Jehalelel: Zif, Zifa, Tirías y Asareel. 17 Y los hijos de Esdras: Jeter, Mered, Efer y Jalón; también engendró a María, a Samai y a Isba padre de Estemoa. 18 Y su mujer Jehudaía dio a luz a Jered padre de Gedor, a Heber padre de Soco y a Jecutiel padre de Zanoa. Estos fueron los hijos de Bitia hija de Faraón, con la cual casó Mered.

19 Y los hijos de la mujer de Hodías, hermana de Naham, fueron el padre de Keila garmita, y Estemoa maacateo. 20 Los hijos de Simón: Amnón, Rina, Ben-hanán y Tilón. Y los hijos de Isi: Zohet y Benzohet. 21 Los hijos de Sela hijo de Judá: Er padre de Leca, y Laada padre de Maresa, y las familias de los que trabajan lino en Bet-asbea; 22 y Joacim, y los varones de Cozeba, Joás, y Saraf, los cuales dominaron en Moab y volvieron a Lehem, según registros antiguos. 23 Estos eran alfareros, y moraban en medio de plantíos y cercados; moraban allá con el rey, ocupados en su servicio.

Descendientes de Simeón
24 Los hijos de Simeón: Nemuel, Jamín, Jarib, Zera, Saúl, 25 y Salum su hijo, Mibsam su hijo y Misma su hijo. 26 Los hijos de Misma: Hamuel su hijo, Zacur su hijo, y Simei su hijo.

27 Los hijos de Simei fueron dieciséis, y seis hijas; pero sus hermanos no tuvieron muchos hijos, ni multiplicaron toda su familia como los hijos de Judá. 28 Y habitaron en Beerseba, Molada, Hazar-sual, 29 Bilha, Ezem, Tolad, 30 Betuel, Horma, Siclag, 31 Bet-marcabot, Hazar-susim, Bet-birai y Saaraim. Estas fueron sus ciudades hasta el reinado de David.

32 Y sus aldeas fueron Etam, Aín, Rimón, Toquén y Asán; cinco pueblos, 33 y todas sus aldeas que estaban en contorno de estas ciudades hasta Baal. Esta fue su habitación, y esta su descendencia. 34 Y Mesobab, Jamlec, Josías hijo de Amasías, 35 Joel, Jehú hijo de Josibías, hijo de Seraías, hijo de Asiel, 36 Elioenai, Jaacoba, Jesohaía, Asaías, Adiel, Jesimiel, Benaía, 37 y Ziza hijo de Sifi, hijo de Alón, hijo de Jedaías, hijo de Simri, hijo de Semaías.

38 Estos, por sus nombres, son los principales entre sus familias; y las casas de sus padres fueron multiplicadas en gran manera. 39 Y llegaron hasta la entrada de Gedor hasta el oriente del valle, buscando pastos para sus ganados. 40 Y hallaron gruesos y buenos pastos, y tierra ancha y espaciosa, quieta y reposada, porque los de Cam la habitaban antes.

41 Y estos que han sido escritos por sus nombres, vinieron en días de Ezequías rey de Judá, y desbarataron sus tiendas y cabañas que allí hallaron, y los destruyeron hasta hoy, y habitaron allí en lugar de ellos; por cuanto había allí pastos para sus ganados. 42 Asimismo quinientos hombres de ellos, de los hijos de Simeón, fueron al monte de Seir, llevando por capitanes a Pelatías, Nearías, Refaías y Uziel, hijos de Isi, 43 y destruyeron a los que habían quedado de Amalec, y habitaron allí hasta hoy.

1 de Crónicas 5  (RVR1960) – Descendientes de Rubén
1 Los hijos de Rubén primogénito de Israel (porque él era el primogénito, mas como violó el lecho de su padre, sus derechos de primogenitura fueron dados a los hijos de José, hijo de Israel, y no fue contado por primogénito; bien que Judá llegó a ser el mayor sobre sus hermanos, y el príncipe de ellos; mas el derecho de primogenitura fue de José); fueron, pues, los hijos de Rubén primogénito de Israel: Hanoc, Falú, Hezrón y Carmi.

Los hijos de Joel: Semaías su hijo, Gog su hijo, Simei su hijo, Micaía su hijo, Reaía su hijo, Baal su hijo, Beera su hijo, el cual fue transportado por Tiglat-pileser rey de los asirios. Este era principal de los rubenitas. Y sus hermanos por sus familias, cuando eran contados en sus descendencias, tenían por príncipes a Jeiel y a Zacarías.

Y Bela hijo de Azaz, hijo de Sema, hijo de Joel, habitó en Aroer hasta Nebo y Baal-meón. Habitó también desde el oriente hasta la entrada del desierto, desde el río Eufrates; porque tenía mucho ganado en la tierra de Galaad.  10 Y en los días de Saúl hicieron guerra contra los agarenos, los cuales cayeron en su mano; y ellos habitaron en sus tiendas en toda la región oriental de Galaad.

Descendientes de Gad
11 Y los hijos de Gad habitaron enfrente de ellos en la tierra de Basán hasta Salca. 12 Joel fue el principal en Basán; el segundo Safán, luego Jaanai, después Safat. 13 Y sus hermanos, según las familias de sus padres, fueron Micael, Mesulam, Seba, Jorai, Jacán, Zía y Heber; por todos siete.

14 Estos fueron los hijos de Abihail hijo de Huri, hijo de Jaroa, hijo de Galaad, hijo de Micael, hijo de Jesisai, hijo de Jahdo, hijo de Buz.  15 También Ahí hijo de Abdiel, hijo de Guni, fue principal en la casa de sus padres. 16 Y habitaron en Galaad, en Basán y en sus aldeas, y en todos los ejidos de Sarón hasta salir de ellos. 17 Todos éstos fueron contados por sus generaciones en días de Jotam rey de Judá y en días de Jeroboam rey de Israel.

Historia de las dos tribus y media
18 Los hijos de Rubén y de Gad, y la media tribu de Manasés, hombres valientes, hombres que traían escudo y espada, que entesaban arco, y diestros en la guerra, eran cuarenta y cuatro mil setecientos sesenta que salían a batalla.

19 Estos tuvieron guerra contra los agarenos, y Jetur, Nafis y Nodab. 20 Y fueron ayudados contra ellos, y los agarenos y todos los que con ellos estaban se rindieron en sus manos; porque clamaron a Dios en la guerra, y les fue favorable, porque esperaron en él. 21 Y tomaron sus ganados, cincuenta mil camellos, doscientas cincuenta mil ovejas y dos mil asnos; y cien mil personas. 22 Y cayeron muchos muertos, porque la guerra era de Dios; y habitaron en sus lugares hasta el cautiverio.

23 Los hijos de la media tribu de Manasés, multiplicados en gran manera, habitaron en la tierra desde Basán hasta Baal-hermón y Senir y el monte de Hermón. 24 Y estos fueron los jefes de las casas de sus padres: Efer, Isi, Eliel, Azriel, Jeremías, Hodavías y Jahdiel, hombres valientes y esforzados, varones de nombre y jefes de las casas de sus padres. 25 Pero se rebelaron contra el Dios de sus padres, y se prostituyeron siguiendo a los dioses de los pueblos de la tierra, a los cuales Jehová había quitado de delante de ellos; 26 por lo cual el Dios de Israel excitó el espíritu de Pul rey de los asirios, y el espíritu de Tiglat-pileser rey de los asirios, el cual transportó a los rubenitas y gaditas y a la media tribu de Manasés, y los llevó a Halah, a Habor, a Hara y al río Gozán, hasta hoy.

Foto: http://bit.ly/1YCW9Ka

 

26 de diciembre 2015

6196019101_df31d19288_z
Lectura para hoy:
1 de Crónicas 1, 2 y 3

Escúchalo aquí

1 de Crónicas 1 (NTV) – De Adán hasta los hijos de Noé
Los descendientes de Adán fueron Set, Enós, Cainán, Mahalaleel, Jared, Enoc, Matusalén, Lamec y Noé. Los hijos de Noé fueron Sem, Cam y Jafet.

Descendientes de Jafet
Los descendientes de Jafet fueron Gomer, Magog, Madai, Javán, Tubal, Mesec y Tiras. Los descendientes de Gomer fueron Askenaz, Rifat y Togarmá. Los descendientes de Javán fueron Elisa, Tarsis, Quitim y Rodanim.

Descendientes de Cam
Los descendientes de Cam fueron Cus, Mizraim, Fut y Canaán. Los descendientes de Cus fueron Seba, Havila, Sabta, Raama y Sabteca. Los descendientes de Raama fueron Seba y Dedán. 10 Cus también fue antepasado de Nimrod, el primer guerrero heroico de la tierra.

11 Mizraim fue antepasado de los ludeos, los anameos, los lehabitas, los naftujitas, 12 los patruseos, los caslujitas y los caftoritas, de los cuales descendieron los filisteos.

13 El hijo mayor de Canaán fue Sidón, antepasado de los sidonios. Canaán también fue antepasado de los hititas, 14 los jebuseos, los amorreos, los gergeseos, 15 los heveos, los araceos, los sineos, 16 los arvadeos, los zemareos y los hamateos.

Descendientes de Sem
17 Los descendientes de Sem fueron Elam, Asur, Arfaxad, Lud y Aram. Los descendientes de Aram fueron Uz, Hul, Geter y Mas. 18 Arfaxad fue el padre de Sala. Sala fue el padre de Heber.

19 Heber tuvo dos hijos. El primero se llamó Peleg (que significa «división»), porque durante su vida los habitantes del mundo estaban divididos en diferentes grupos según su idioma. Su hermano se llamó Joctán.

20 Joctán fue antepasado de Almodad, Selef, Hazar-mavet, Jera, 21 Adoram, Uzal, Dicla,22 Obal, Abimael, Seba, 23 Ofir, Havila y Jobab. Todos ellos fueron descendientes de Joctán.

24 De manera que esta es la descendencia por medio de Sem: Arfaxad, Sala, 25 Heber, Peleg, Reu, 26 Serug, Nacor, Taré 27 y Abram, posteriormente conocido como Abraham.

Descendientes de Abraham
28 Los hijos de Abraham fueron Isaac e Ismael. 29 Estos son sus registros genealógicos: los hijos de Ismael fueron Nebaiot (el mayor), Cedar, Adbeel, Mibsam, 30 Misma, Duma, Massa, Hadad, Tema, 31 Jetur, Nafis y Cedema. Estos fueron los hijos de Ismael.

32 Los hijos de Cetura, la concubina de Abraham, fueron Zimram, Jocsán, Medán, Madián, Isbac y Súa. Los hijos de Jocsán fueron Seba y Dedán.  33 Los hijos de Madián fueron Efa, Efer, Hanoc, Abida y Elda. Todos ellos fueron descendientes de Abraham por medio de su concubina Cetura.

Descendientes de Isaac
34 Abraham fue el padre de Isaac. Los hijos de Isaac fueron Esaú e Israel.

Descendientes de Esaú
35 Los hijos de Esaú fueron Elifaz, Reuel, Jeús, Jaalam y Coré. 36 Los descendientes de Elifaz fueron Temán, Omar, Zefo, Gatam, Cenaz y Amalec, quien le nació a Timna. 37 Los descendientes de Reuel fueron Nahat, Zera, Sama y Miza.

Pueblos originarios de Edom
38 Los descendientes de Seir fueron Lotán, Sobal, Zibeón, Aná, Disón, Ezer y Disán. 39 Los descendientes de Lotán fueron Hori y Hemam. La hermana de Lotán se llamaba Timna. 40 Los descendientes de Sobal fueron Alván, Manahat, Ebal, Sefo y Onam.

Los descendientes de Zibeón fueron Aja y Aná. 41 El hijo de Aná fue Disón. Los descendientes de Disón fueron Hemdán,Esbán, Itrán y Querán. 42 Los descendientes de Ezer fueron Bilhán, Zaaván y Acán. Los descendientes de Disán fueron Uz y Arán.

Gobernantes de Edom
43 Estos son los reyes que gobernaron en la tierra de Edom antes de que los israelitas tuvieran reyBela, hijo de Beor, quien reinó desde su ciudad de Dinaba. 44 Cuando Bela murió, reinó en su lugar Jobab, hijo de Zera, quien era de Bosra. 45 Cuando Jobab murió, reinó en su lugar Husam, quien era de la región de Temán.

46 Cuando Husam murió, reinó en su lugar Hadad, hijo de Bedad; y gobernó desde la ciudad de Avit. Él fue quien destrozó al ejército madianita en la tierra de Moab. 47 Cuando Hadad murió, reinó en su lugar Samla, quien era de la ciudad de Masreca. 48 Cuando Samla murió, reinó en su lugar Saúl, quien era de la ciudad de Rehobot del Río.

49 Cuando Saúl murió, reinó en su lugar Baal-hanán, hijo de Acbor.  50 Cuando Baal-hanán murió, reinó en su lugar Hadad; y gobernó desde la ciudad de Pau. Su esposa fue Mehetabel, hija de Matred y nieta de Mezaab. 51 Luego Hadad murió.

Los jefes de los clanes de Edom fueron Timna, Alva, Jetet, 52 Aholibama, Ela, Pinón,53 Cenaz, Temán, Mibzar, 54 Magdiel e Iram. Esos son los jefes de los clanes de Edom.

1 de Crónicas 2 (NTV) – Descendientes de Israel
Los hijos de Israel fueron Rubén, Simeón, Leví, Judá, Isacar, Zabulón, Dan, José, Benjamín, Neftalí, Gad y Aser.

Descendientes de Judá
Judá tuvo tres hijos con Bet-súa, una mujer cananea. Sus nombres fueron Er, Onán y Sela; pero el Señor vio que Er, el hijo mayor, era un hombre perverso, de manera que le quitó la vida. Tiempo después Judá tuvo mellizos con Tamar, su nuera viuda. Sus nombres fueron Fares y Zera. En total, Judá tuvo cinco hijos.

Los hijos de Fares fueron Hezrón y Hamul. Los hijos de Zera fueron Zimri, Etán, Hemán, Calcol y Darda, cinco en total. El hijo de Carmi (un descendiente de Zimri) fue Acán, quien trajo calamidad sobre Israel cuando tomó el botín que había sido apartado para el Señor.

El hijo de Etán fue Azarías. De Hezrón, nieto de Judá, hasta David  Los hijos de Hezrón fueron Jerameel, Ram y Caleb. 10 Ram fue el padre de Aminadab. Aminadab fue el padre de Naasón, uno de los líderes de Judá. 11 Naasón fue el padre de Salmón. Salmón fue el padre de Booz.
12 Booz fue el padre de Obed. Obed fue el padre de Isaí.

13 El primer hijo de Isaí fue Eliab; el segundo, Abinadab; el tercero, Simea; 14 el cuarto, Natanael; el quinto, Radai; 15 el sexto, Ozem y el séptimo fue David.

16 Sus hermanas se llamaban Sarvia y Abigail. Sarvia tuvo tres hijos: Abisai, Joab y Asael. 17 Abigail contrajo matrimonio con un ismaelita llamado Jeter, y tuvieron un hijo llamado Amasa.

Otros descendientes de Hezrón
18 Caleb, hijo de Hezrón, tuvo hijos con Azuba, su esposa, y con Jeriot. Los hijos de ella se llamaban Jeser, Sobab y Ardón. 19 Después de la muerte de Azuba, Caleb se casó con Efrata, y tuvieron un hijo llamado Hur. 20 Hur fue el padre de Uri, y Uri fue el padre de Bezalel.

21 Cuando Hezrón tenía sesenta años de edad se casó con la hermana de Galaad, hija de Maquir, y tuvieron un hijo llamado Segub. 22 Segub fue el padre de Jair, quien gobernó veintitrés ciudades en la tierra de Galaad 23 (pero Gesur y Aram conquistaron las Ciudades de Jair, y también tomaron Kenat y sus sesenta aldeas vecinas). Todos ellos fueron descendientes de Maquir, padre de Galaad.

24 Poco después de la muerte de Hezrón en la ciudad de Caleb-efrata, su esposa Abías dio a luz un hijo llamado Asur (padre de Tecoa).

Descendientes de Jerameel, hijo de Hezrón
25 Los hijos de Jerameel, hijo mayor de Hezrón, fueron Ram (el mayor), Buna, Orén, Ozem y Ahías. 26 Jerameel tuvo una segunda esposa llamada Atara, quien fue la madre de Onam.

27 Los hijos de Ram, el hijo mayor de Jerameel, fueron Maaz, Jamín y Equer. 28 Los hijos de Onam fueron Samai y Jada. Los hijos de Samai fueron Nadab y Abisur. 29 Los hijos de Abisur y su esposa Abihail fueron Ahbán y Molid. 30 Los hijos de Nadab fueron Seled y Apaim. Seled murió sin hijos, 31 pero Apaim tuvo un hijo llamado Isi. El hijo de Isi fue Sesán, quien tuvo un descendiente llamado Ahlai.

32 Los hijos de Jada, el hermano de Samai, fueron Jeter y Jonatán. Jeter murió sin hijos,33 pero Jonatán tuvo dos hijos llamados Pelet y Zaza. Todos ellos fueron descendientes de Jerameel. 34 Sesán no tuvo hijos, aunque sí tuvo hijas. También tuvo un sirviente egipcio llamado Jarha. 35 Sesán le dio a Jarha una de sus hijas como esposa y tuvieron un hijo llamado Atai.

36 Atai fue el padre de Natán. Natán fue el padre de Zabad. 37 Zabad fue el padre de Eflal. Eflal fue el padre de Obed. 38 Obed fue el padre de Jehú.
Jehú fue el padre de Azarías. 
39 Azarías fue el padre de Heles. Heles fue el padre de Elasa. 40 Elasa fue el padre de Sismai. Sismai fue el padre de Salum. 41 Salum fue el padre de Jecamías. Jecamías fue el padre de Elisama.

Descendientes de Caleb, hijo de Hezrón
42 Entre los descendientes de Caleb, hermano de Jerameel, se encontraba Mesa (el hijo mayor), quien fue el padre de Zif. También entre los descendientes de Caleb estaban los hijos de Maresa, el padre de Hebrón.

43 Los hijos de Hebrón fueron Coré, Tapúa, Requem y Sema. 44 Sema fue el padre de Raham, y Raham fue el padre de Jorcoam. Requem fue el padre de Samai. 45 El hijo de Samai fue Maón, y Maón fue el padre de Bet-sur. 46 La concubina de Caleb, Efa, dio a luz a Harán, a Mosa y a Gazez. Harán fue el padre de Gazez.

47 Los hijos de Jahdai fueron Regem, Jotam, Gesam, Pelet, Efa y Saaf.  48 Otra de las concubinas de Caleb, Maaca, dio a luz a Seber y a Tirhana. 49 También dio a luz a Saaf (el padre de Madmana) y a Seva (el padre de Macbena y de Gibea). Caleb también tuvo una hija llamada Acsa. 50 Todos ellos fueron descendientes de Caleb.

Descendientes de Hur, hijo de Caleb
Los hijos de Hur, el hijo mayor de Efrata, la esposa de Caleb, fueron Sobal (el fundador de Quiriat-jearim), 51 Salma (el fundador de Belén) y Haref (el fundador de Bet-gader).

52 Los descendientes de Sobal (el fundador de Quiriat-jearim) fueron Haroe, la mitad de los manahetitas, 53 y las familias de Quiriat-jearim: los itritas, los futitas, los sumatitas y los misraítas, de quienes procedía la gente de Zora y Estaol.

54 Los descendientes de Salma fueron la gente de Belén, los netofatitas, Atrot-bet-joab, la otra mitad de los manahetitas, los zoraítas, 55 y las familias de escribas que vivieron en Jabes: los tirateos, los simeateos y los sucateos. Todos ellos fueron ceneos, que descendían de Hamat, el padre de la familia de Recab.


1 de Crónicas 3 (NTV) – 
Descendientes de David
Estos son los hijos de David que nacieron en Hebrón: El mayor fue Amnón, y su madre fue Ahinoam de Jezreel. El segundo fue Daniel, y su madre fue Abigail de Carmelo.

2  El tercero fue Absalón, y su madre fue Maaca, hija de Talmai, rey de Gesur. El cuarto fue Adonías, y su madre fue Haguit. El quinto fue Sefatías, y su madre fue Abital. El sexto fue Itream, y su madre fue Egla, esposa de David. Estos seis hijos le nacieron a David en Hebrón, donde reinó siete años y medio.

Luego David reinó otros treinta y tres años en Jerusalén. Entre los hijos de David que le nacieron en Jerusalén estaban Samúa, Sobab, Natán y Salomón. La madre de ellos fue Betsabé, hija de Amiel. Además David tuvo otros nueve hijos: Ibhar, Elisúa, Elpelet, Noga, Nefeg, Jafía, Elisama, Eliada y Elifelet. Estos fueron los hijos de David, sin contar los hijos que nacieron de sus concubinas. La hermana de ellos fue Tamar.

Descendientes de Salomón
10 Los descendientes de Salomón fueron Roboam, Abías, Asa, Josafat, 11 Yoram, Ocozías, Joás, 12 Amasías, Uzías, Jotam, 13 Acaz, Ezequías, Manasés, 14 Amón y Josías. 15 Los hijos de Josías fueron Johanán (el mayor), Joacim (el segundo), Sedequías (el tercero) y Joacaz (el cuarto). 16 Los sucesores de Joacim fueron su hijo Joaquín y su hermano Sedequías.

Descendientes de Joaquín
17 Los hijos de Joaquín —quien fue tomado prisionero por los babilonios— fueron Salatiel, 18 Malquiram, Pedaías, Senazar, Jecamías, Hosama y Nedabías. 19 Los hijos de Pedaías fueron Zorobabel y Simei. Los hijos de Zorobabel fueron Mesulam y Hananías. (La hermana de ellos fue Selomit).20 Sus otros cinco hijos fueron Hasuba, Ohel, Berequías, Hasadías y Jusab-hesed.

21 Los hijos de Hananías fueron Pelatías y Jesaías. El hijo de Jesaías fue Refaías y el hijo de Refaías fue Arnán. El hijo de Arnán fue Abdías y el hijo de Abdías fue Secanías. 22 Los descendientes de Secanías fueron Semaías y sus hijos, Hatús, Igal, Barías, Nearías y Safat; seis en total. 23 Los hijos de Nearías fueron Elioenai, Ezequías y Azricam; tres en total. 24 Los hijos de Elioenai fueron Hodavías, Eliasib, Pelaías, Acub, Johanán, Dalaías y Anani; siete en total.

Foto: http://bit.ly/1OdQqU4


 

25 de diciembre 2015

23770640735_160652bc3a_z
Lectura para hoy:
Patriarcas y Profetas p. 815 – 819

Escúchalo aquí

La asamblea respondió con buena voluntad. “Entonces los príncipes de las familias, y los príncipes de las tribus de Israel, tribunos y centuriones, con los superintendentes de la hacienda del rey, ofrecieron de su voluntad; y dieron para el servicio de la casa de Dios cinco mil talentos de oro y diez mil sueldos, y diez mil talentos de plata, y dieciocho mil talentos de metal, y cinco mil talentos de hierro. Y todo el que se halló con piedras preciosas, diólas para el tesoro de la casa de Jehová, . . . y holgóse el pueblo de haber contribuido de su voluntad; porque con entero corazón ofrecieron a Jehová voluntariamente.

“Asimismo holgóse mucho el rey David, y bendijo a Jehová delante de toda la congregación; y dijo David: Bendito seas tú, oh Jehová, Dios de Israel nuestro padre, de uno a otro siglo. Tuya es, oh Jehová, la magnificencia, y el poder, y la gloria, la victoria, y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y la altura sobre todos los que están por cabeza. Las riquezas y la gloria están delante de ti, y tú señoreas a todos: y en tu mano está la potencia y la fortaleza, y en tu mano la grandeza y fuerza de todas las cosas.

“Ahora pues, Dios nuestro, nosotros te confesamos, y loamos tu glorioso nombre. Porque ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que pudiésemos ofrecer de nuestra voluntad cosa semejante? porque todo es tuyo, y lo recibido de tu mano te damos. Porque nosotros, extranjeros y advenedizos somos delante de ti, como todos nuestros padres; y nuestros días cual sombra sobre la tierra, y no dan espera. Oh Jehová Dios nuestro, toda esta abundancia que hemos aprestado para edificar casa a tu santo nombre, de tu mano es, y todo es tuyo. Yo sé, Dios mío, que tú escudriñas los corazones, y que la rectitud te agrada: por eso yo con rectitud de mi corazón voluntariamente te he ofrecido todo esto, y ahora he visto con alegría que tu pueblo, que aquí se ha hallado ahora, ha dado para ti espontáneamente.

“Jehová, Dios de Abraham, de Isaac, y de Israel, nuestros padres, conserva perpetuamente esta voluntad del corazón de tu pueblo, y encamina su corazón a ti. Asimismo da a mi hijo Salomón corazón perfecto, para que guarde tus mandamientos, tus testimonios y tus estatutos, y para que haga todas las cosas, y te edifique la casa para la cual yo he hecho el apresto. “Después dijo David a toda la congregación: Bendecid ahora a Jehová vuestro Dios. Entonces toda la congregación bendijo a Jehová Dios de sus padres, e inclinándose adoraron delante de Jehová, y del rey.”

Con el interés más profundo el rey había reunido aquellos preciosos materiales para la construcción y para el embellecimiento del templo. Había compuesto los himnos gloriosos que en los años venideros habrían de resonar por sus atrios. Ahora su corazón se regocijaba en Dios, al ver como los principales de los padres y los caudillos de Israel respondían tan noblemente a su solicitud, y se ofrecían para llevar a cabo la obra importante que los esperaba. Y mientras daban su servicio, estaban dispuestos a hacer más. Añadieron al tesoro más ofrendas de su propio caudal.

David había sentido hondamente su propia indignidad para reunir el material destinado a la casa de Dios, y le llenaba de gozo la expresión de lealtad que había en la pronta respuesta de los nobles de su reino, cuando con corazones solícitos ofrecieron sus tesoros a Jehová, y se dedicaron a su servicio. Pero sólo Dios era el que había impartido esa disposición a su pueblo. Sólo él, y no el hombre, debía ser glorificado. Era él quien había provisto al pueblo con las riquezas de la tierra, y su Espíritu les había dado buena voluntad para traer sus cosas preciosas en beneficio del templo. Todo era del Señor, y si su amor no hubiese movido los corazones del pueblo, los esfuerzos del rey habrían sido en vano y el templo no se habría construido.

Todo lo que el hombre recibe de la bondad de Dios sigue perteneciendo al Señor. Todo lo que Dios ha otorgado, en las cosas valiosas y bellas de la tierra, ha sido puesto en las manos de los hombres para probarlos, para sondear la profundidad de su amor hacia él y del aprecio en que tienen sus favores. Ya se trate de tesoros o de dones del intelecto, han de depositarse como ofrenda voluntaria a los pies de Jesús y el dador ha de decir como David: “Todo es tuyo, y lo recibido de tu mano te damos.”

Aun cuando sintió que se acercaba su muerte, siguió preocupándose David por Salomón y el reino de Israel, cuya prosperidad iba a depender en gran manera de la fidelidad de su rey. Entonces “mandó a Salomón su hijo, diciendo: Yo voy el camino de toda la tierra: esfuérzate, y sé varón. Guarda la ordenanza de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, y sus derechos y sus testimonios, .. para que seas dichoso en todo lo que hicieres, y en todo aquello a que te tornares; para que confirme Jehová la palabra que me habló, diciendo: Si tus hijos guardaren su camino, andando delante de mí con verdad, de todo su corazón, y de toda su alma, jamás, dice, faltará a ti varón del trono de Israel.” (1 Rey. 2: 14)

Las “postreras palabras” de David que hayan sido registradas, constituyen un canto que expresa confianza, principios elevados y fe imperecedera:  “Dijo David hijo de Isaí, dijo aquel varón que fue levantado alto, el ungido del Dios de Jacob, el suave en cánticos de Israel: El Espíritu de Jehová ha hablado por mí,… El señoreador de los hombres será justo, señoreador en temor de Dios, será como la luz de la mañana cuando sale el sol, de la mañana sin nubes; cuando la hierba de la tierra brota por medio del resplandor después de la lluvia. No así mi casa para con Dios: Sin embargo él ha hecho conmigo pacto perpetuo, ordenado en todas las cosas, y será guardado; bien que toda esta mi salud, y todo mi deseo no lo haga él florecer todavía.” (2 Sam. 23: 1-5.)

Grande había sido la caída de David; y profundo fue su arrepentimiento; ardiente su amor, y enérgica su fe. Mucho le había sido perdonado, y por consiguiente él amaba mucho. (Luc 7: 47) Los salmos de David pasan por toda la gama de la experiencia humana, desde las profundidades del sentimiento de culpabilidad y condenación de sí hasta la fe más sublime y la más exaltada comunión con Dios. La historia de su vida muestra que el pecado no puede traer sino vergüenza y aflicción, pero que el amor de Dios y su misericordia pueden alcanzar hasta las más hondas profundidades, que la fe elevará el alma arrepentida hasta hacerle compartir la adopción de los hijos de Dios. De todas las promesas que contiene su Palabra, es uno de los testimonios más poderosos en favor de la fidelidad, la justicia y la misericordia del pacto de Dios.

El hombre “huye como la sombra, y no permanece,” “mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.” “La misericordia de Jehová desde el siglo hasta el siglo sobre los que le temen, y su justicia sobre los hijos de los hijos; sobre los que guardan su pacto, y los que se acuerdan de sus mandamientos para ponerlos por obra.” “He entendido que todo lo que Dios hace, eso será perpetuo.” (Job 14: 2; Isa 40: 8; Sal. 103: 17, 18; Ecl 3: 14)

Grandes y gloriosas fueron las promesas hechas a David y a su casa. Eran promesas que señalaban hacia el futuro, hacia las edades eternas, y encontraron la plenitud de su cumplimiento en Cristo. El Señor declaró: “Juré a David mi siervo, diciendo: . . . Mi mano será firme con él, mi brazo también lo fortificará…. Y mi verdad y mi misericordia serán con él; y en mi nombre será ensalzado su cuerno. Asimismo pondré su mano en la mar, y en los ríos su diestra. El me llamará: Mi padre eres tú, mi Dios, y la roca de mi salud. Yo también le pondré por primogénito, alto sobre los reyes de la tierra. Para siempre le conservaré mi misericordia; y mi alianza será firme con él. Y pondré su simiente para siempre, y su trono como los días de los cielos.” (Sal. 89: 3, 21- 29.)

“Juzgará los afligidos del pueblo, salvará los hijos del menesteroso, y quebrantará al violento. Temerte han mientras duren el sol y la luna, por generación de generaciones. . . . Florecerá en sus días justicia, y muchedumbre de paz, hasta que no haya luna. Y dominará de mar a mar, y desde el río hasta los cabos de la tierra. . . . Será su nombre para siempre, perpetuaráse su nombre mientras el sol dure: Y benditas serán en él todas las gentes: Llamarlo han bienaventurado.” (Sal. 72: 4-8, 17.) “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado; y el principado sobre su hombro: y llamaráse su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.” “Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo: y le dará el Señor Dios el trono de David su padre: y reinará en la casa de Jacob por siempre; y de su reino no habrá fin.” (Isa. 9: 6; Luc. 1: 32, 33)

Foto: http://bit.ly/1mA2Awi